Muchos son los consejos que se ofrecen en Internet para diseñar una buena página web de empresa, pero… ¿por qué siguen existiendo páginas que no consiguen atraer a usuarios?

Quizás habría que centrarse en los problemas más comunes para detectar si se cumplen esos fallos y darles solución. Para las grandes compañías y sobre todo para las Pymes, es vital tener una página web que represente debidamente los valores y la misión de la empresa para atraer más visitas y producir más ventas o más impactos publicitarios. Por ello, es muy importante darle el valor que merece tanto el diseño como el contenido para conseguir las metas de marketing planteadas al realizar una web.

En resumen, para que una página web de empresa triunfe y convierta tiene que tener un diseño accesible + texto de calidad.

Como se ha dicho por activa y por pasiva, “el contenido es el rey”, pero no hay que olvidar que un buen texto sin un diseño accesible y efectivo que facilite la lectura no conseguirá que vendamos o creemos clientes nuevos. Es necesario darle importancia a todos los aspectos que componen una web, desde su alojamiento, su estructura, su apariencia… hasta su contenido.

Cuando subimos texto a la web hay que tener en cuenta el soporte en el que lo hacemos, ya que los usuarios de Internet escanean la información en vertical y rápidamente. Muchos errores de las páginas web de empresa se encuentran en el contenido.

ERRORES EN EL CONTENIDO

1.- Párrafos excesivamente largos y densos.

2.- Tipografía inadecuada.

3.- Falta de llamadas a la acción.

4.- Información mal redactada, es decir, faltas de ortografía o sintaxis mal estructurada.

5.- Información copiada o textos duplicados.

6.- Información sin actualizar.

7.- Contenido que no aporta valor.

8.- Links mal situados e indicados que no funcionan.

9.- Imágenes demasiado pesadas que producen una velocidad de carga lenta y que no aportan información.

10.- No ofrecer precios  e información precisa de los productos en páginas de e-commerce.

Si queremos que nuestro contenido en la web atraiga a los usuarios debemos redactar textos dinámicos destacando palabras en negrita, en colores, subrayados y mayúsculas. Además, debemos hacer uso de recursos visuales y de los  tan deseados emojis (tan de moda en estos días).

Dentro del diseño de la página web existen errores en cuanto a la estructura o a la apariencia que debemos prevenir.

ERRORES DE DISEÑO WEB

1.- Diseño web no adaptativo a los distintos dispositivos (móviles, tablets, portátiles…).

2.- Diseño web no optimizado para distintos navegadores.

3.- Diseño web no optimizado para Social Media.

4.- No colocar un buscador interno

5.- Uso de Flash

6.- Uso de Javascript

7.- No incorporar el blog de la empresa con la página web (en caso de que exista)

8.- Diseño poco atractivo o que no refleja la identidad corporativa

9.- Colores inapropiados o incoherentes con el mensaje que se desea trasmitir

10.- Diseño web poco intuitivo

Parece una lista larga, pero es básico conocer estos errores para no caer en ellos ya que son los más comunes y los que impiden una optimización de nuestra página web.

Y vosotros, ¿añadiríais algún fallo más? ¿En qué más detalles debemos fijarnos para no cometer errores en nuestra página web?


¿No eres un experto diseñador gráfico? ¡No te preocupes! Como ya te comentamos en una publicación reciente, a día de hoy, existen múltiples herramientas de diseño para dinamizar tus contenidos en el blog sin tener que ser un “manitas” del sector. Únicamente, hace falta un poco de creatividad y gusto para poder difundir contenidos visuales impactantes, atractivos y que aporten valor añadido.

No obstante, no hay que confundir peras con manzanas. Está “muy bien” que quieras ahorrar gastos en tu empresa y que la persona encargada de difundir contenidos sea la responsable, también, de crear imágenes e, incluso, infografías ¡pero! No le adjudiques el trabajo de diseño de imagen corporativa a un perfil no profesional en diseño gráfico.

El diseño de un logotipo, la elección de los colores o tipografía más acorde con los valores de la empresa no se puede dejar en manos de una persona que desconozca de estos elementos. Es imprescindible contar siempre con un profesional que sea capaz de manejar cualquier recurso gráfico con soltura y tenga la suficiente capacidad para presentar diferentes propuestas y adaptar los objetivos, visión y valores de tu compañía gráficamente.

Si a pesar de este discurso inicial, todavía no te ha convencido lo que te comentamos, presta atención a estas razones y anota los motivos principales por los cuales no deberías dejar en manos de un no-experto el diseño de tu imagen corporativa.

1.- El logo es la imagen por la cual se identifica tu empresa. Si a continuación te mostramos una serie de logos, seguramente, seas capaz en cuestión de segundos de reconocer a qué marca pertenecen.

logos de empresa

Un logo no es un simple dibujo, es el símbolo que representa tu negocio y, para ello, tiene que estar diseñado de tal forma que sea totalmente memorable, distinguible, asociable con tu negocio y atractivo.

2.- El logotipo de tu empresa transmite aquello que tu marca es. Si, por ejemplo, eres una empresa juvenil, cercana y coloquial el logo de tu empresa debe comunicar exclusivamente esos mensajes. Sólo un profesional del diseño es capaz de transmitir esos mensajes tan concretos.

3.- Por desgracia, cuando dejamos el diseño de nuestra imagen corporativa a un no-profesional podemos caer en el gran error de que éste no distinga entre inspirarse en un logo o plagiarlo totalmente. La no-experiencia o el no saber conducen, precisamente, a que muchos usuarios se dediquen a copiar y pegar diseños y logos ya existentes.